Las cinco reglas básicas para un buen juego en el ajedrez

cinco reglas básicas para un buen juego en el ajedrez

Si eres nuevo en el mundo del ajedrez, puede ser que sepas mover las piezas correctamente, pero si nadie te ha indicado como desplegar tu juego seguramente no lo estés haciendo bien.

Por ello desde el Club Escacs Algemesí queremos darte los primeros consejos para que tu juego mejore rápidamente, y por ello te desvelamos cinco reglas que teniéndolas en cuenta tu juego será mucho más táctico y estratégico, pudiendo ganar muchas más partidas.

Índice
  1. 1 Domina el centro desde el minuto uno.
  2. 2 Desarrolla tus piezas.
  3. 3 Mantén tu Rey seguro.
  4. 4 No dejes piezas sin estar protegidas.
  5. 5 Cuida tu estructura de peones.

1 Domina el centro desde el minuto uno.

domina el centro

Da igual que juegues en blancas como en negras, el primer paso es intentar controlar el centro del tablero, quien domina el centro domina todo el tablero.

Es por ello que las jugadas más utilizadas en el primer movimiento de las blancas suele ser el avance del peón de rey “e4” o el avance del peón de dama “d4”, la cuestión es tener presencia en las casillas: e4, e5, d4 y d5, pero recuerda que el negro querrá hacer lo mismo pero en este caso las blancas llevan un movimiento de ventaja, que jugando muy bien puede hacerte ganar la iniciativa del juego.

2 Desarrolla tus piezas.

Ten en cuenta que cuentas con un ejército que está bloqueado por tus mismos peones, así que abre líneas para que tus piezas puedan desarrollarse y jueguen lo máximo.

desarrollo de piezas

En los primero cuatro movimientos tienes que a ver sacado dos piezas de tu ejército, como por ejemplo un caballo y un alfil o bien los dos caballos y a ser posible siempre jugando hacia el centro del tablero, porque será la forma que dichas piezas dominen más casillas y por lo tanto tu juego sea mas táctico.

3 Mantén tu Rey seguro.

enroque

Para asegurar tu Rey una de las mejores formas es enrocando, por aquello que se suele decir: “Rey enrocado, Rey asegurado”, por lo menos en la mayoría de casos.

Aunque sí que es verdad que algunos casos no es aconsejable enrocarse, sobre todo si estamos viendo que en cierto flanco del tablero el adversario está desplegando todo su arsenal, por lo que tal vez enrocarse en ese flanco no sea la mejor opción y entonces decidamos el enroque en el otro lado o simplemente no enrocar.

También suele ocurrir que cuando se han cambiado las damas, es probable que no sea necesario enrocarse, pero no es una regla genérica, todo dependerá del juego del oponente.

4 No dejes piezas sin estar protegidas.

Cuando sacamos una pieza mayor (ósea que no nos referimos a un peón) lo ideal es que esta pieza pueda estar protegida por otra, para evitar llevarnos sorpresas.

pieza protegida

Muchas veces puede ser imposible colocar una pieza en juego y que en ese sitio este protegida, pero por lo menos lo tenemos que intentar, porque aunque en un principio no esté amenazada, si dejamos una pieza sin protección podremos caer en cualquier celada en la que no podamos evitar perder esa u otra pieza.

5 Cuida tu estructura de peones.

estructura de peones

Suele ser algo que muchos jugadores no cuidan y resulta que es una de las tácticas mejores que hay, mantener una estructura de peones sana es tener media partida ganada.

Por ejemplo evitar peones doblados o peones aislados que no se pueden proteger con otro peón, todo ello será pasto de amenazas por parte de nuestro adversario, por lo tanto cuanto más sana sea la estructura de nuestros peones peor juego podrá desplegar nuestro oponente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos Cookies Ver más